Quien escribe bien, comunica mejor


En la Sociedad de la Información y del Conocimiento, la comunicación escrita es el mejor conocimiento que podemos adquirir para informar con criterio.

El noventa por ciento de la información que se transmite en la actualidad se hace por escrito. Uno de los nichos de trabajo con mayores cotas de crecimiento y de creación de empleo hoy en día, son las profesiones vinculadas con los medios digitales. Y para realizar un trabajo de calidad y diferenciador en las plataformas virtuales precisamos de la comunicación escrita.

Este silogismo es tan obvio que cualquiera asentirá al leerlo, sin embargo, una de las grandes asignaturas pendientes sigue siendo el dominio correcto de la escritura. Falta formación en este ámbito, lo que no es óbice para que los profesionales, trabajen en el sector que trabajen, pero especialmente aquellos que están vinculados con las plataformas digitales, puntual o continuamente, releguen la formación en un ámbito que será vital para mejorar su imagen profesional y diferenciarse de la competencia.

El periodista y autor del libro Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales (Fundeu), Mario Tascón, asegura que “frente a los que opinan que ahora se escribe peor que antes, lo que sucede es que ahora la gente que escribe mal es más visible que nunca”, y esta visibilidad la propicia internet y las opciones vinculadas a la red.

Para lograr abrir un camino profesional por el que no hayan transitado otras personas, debemos ofrecer aquello que otros no tengan, y una buena y correcta comunicación escrita nos abre una puerta que solo nosotros podemos atravesar, pues transmitir un mensaje y saber hacerlo bien tiene una marca de identidad propia e intransferible con la que podemos competir y ser distintos.

Cuando mandamos una información escrita buscamos, siempre, que el receptor nos entienda y responda, de la forma que sea, a nuestro mensaje. Si cometemos faltas de ortografía, si la sintaxis es confusa o si la puntuación es inadecuada, lo único que conseguiremos es que el interlocutor rechace, consciente o inconscientemente, nuestra información y se “ponga en guardia” ante nuestros mensajes.

La mala comunicación escrita invalida el mensaje y deteriora, terrible y sutilmente, la imagen de la persona que lo envía. Sin embargo, quien escribe bien, comunica mejor.

¿Qué te ha parecido el articulo?
______________________________________________________

Doris Martínez Ferrero
Periodista y formadora en Comunicación Escrita

Si te ha gustado este artículo, suscríbete (¡Es gratis! ;))

¿Te ha gustado? ¡Sé sociable y compártelo! 😉
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario