¿Eres una pyme? No renuncies a una buena política de comunicación


Tiempos atrás (menos de 10 años en esta época en que todo evoluciona a velocidad de vértigo es una eternidad) sólo las grandes empresas, los partidos políticos y las instituciones podían permitirse contar con un gabinete de comunicación que controlara la imagen pública de la organización y tratara de dar a conocer sus bondades a través de los medios de comunicación.

Hoy en día, desde que Mark Zuckerberg en 2004 abriera el melón con la invención de Facebook, las redes sociales han democratizado la comunicación, de tal forma que las pequeñas empresas también pueden aspirar a obtener repercusión mediática y de esta manera aumentar su volumen de facturación.  Y es aquí donde una buena política de comunicación, sea en medios de comunicación tradicionales o en redes sociales,  puede ser clave para que tu pequeña empresa no naufrague en medio del temporal de la crisis.

Apostar por la comunicación te permitirá establecer una buena relación con tu público objetivo y llegar a él tratando de generar lo que hoy en día definimos como ‘engagement‘: clientes seducidos por una marca y defensores de ella, “evangelizadores” de ella. Porque la comunicación es la mejor herramienta para ir a buscar al cliente sabiendo que el cliente nunca viene solo.

Ahora bien, comunicar no sale gratis. Será menos gravoso para tu empresa que antes, pero no es gratis porque el talento no se suele regalar. Busca a un buen profesional freelance, asegúrate de que realmente es un experto en comunicación y social media y págale de manera digna por su tiempo (nunca el coste se acercará a lo que te supondría tener una nómina más que pagar). Piensa que los resultados no serán inmediatos y que su trabajo va más allá de empezar a escribir a lo loco. Desconfía si te promete miles de amigos o decenas de apariciones en medios en poco tiempo.

Elegir un buen profesional será clave para lograr tus objetivos. Ten en cuenta que la de community management es una profesión reciente que seduce a personas de todo tipo por el simple hecho de que está de moda. No todo el mundo que dice ser community manager está formado para ello ni tiene los conocimientos y la experiencia suficientes, y tú tendrás que procurar que nadie te tome el pelo. La mejor manera de lograrlo, como suele ser habitual, es dominar el tema del que hablas. Puedes dedicar algo de tu tiempo a adquirir nociones básicas sobre social media que te protegerán ante desaprensivos intelectuales que creen que dominar las apps para Facebook les convierte en community manager.

Porque diseñar una política de comunicación en medios o en redes sociales requiere un trabajo previo de análisis de la propia empresa, de su público diana, de los objetivos de la comunicación y de las acciones específicas para lograr esos objetivos.

La comunicación no es humo, es talento, esfuerzo y constancia, por eso podrás exigir resultados sobre los que el profesional elegido te deberá ir informando a través de sus herramientas de monitorización y análisis.

·······························

Filóloga de formación y periodista por vocación y trayectoria profesional, Cristina Vives ha trabajado durante casi una década en prensa online. Ahora, tras formarse como community manager en la Universidad de Barcelona, trabaja como directora de comunicación y responsable de Social Media en varios proyectos de startups.

Puedes seguir su blog Comunicar en Tiempos Inciertos o contactar con ella a través de Twitter y de Linkedin.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete (¡Es gratis! ;))

¿Te ha gustado? ¡Sé sociable y compártelo! 😉
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario