La formación para el mantenimiento de instalaciones de riesgo de legionella

En las empresas, las personas que realizan operaciones de limpieza y mantenimiento en instalaciones de riesgo de legionella están obligadas a realizar un curso de formación que las capacite para desarrollar su trabajo.

Concretamente, estas operaciones únicamente las pueden llevar a cabo personal que esté en posesión del correspondiente carnet que se le otorga tras haber superado la formación; no poseer el carnet correspondiente puede ser motivo de infracción grave.

piscina hotel

En la película La guerra de los mundos los virus acababan con los alienígenas. Algo tan pequeño aniquiló en segundos una amenaza que ejércitos unidos de todos los países no habían logrado siquiera que se tambaleasen.

La legionella no es un virus, es una bacteria pero igual que aquellos, si no se ataja a tiempo puede fulminar poblaciones enteras; y es porque se transmite a través del aire. De ahí que las autoridades se esfuercen en controlarla porque, una vez se reproduce, es necesario aislar toda la zona ya que existe un peligro real de muerte. En Canarias se han dado casos aislados, gracias sobre todo a la benignidad del clima y por el trabajo desarrollado en materia de prevención y control de la legionelosis por parte de los profesionales; a la constante actualización formativa de la legislación nacional y autonómica para su prevención. De hecho, ESETEC es uno de los centros autorizados por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud para impartir los cursos de nivel inicial para prevención de la legionella así como los de actualización.

trabajadores reparando instalaciones

Dado que se trata de una bacteria que habitualmente se desarrolla en los espacios comunes de los edificios públicos principalmente, las terrazas y entre otros, piscinas, hospitales, colegios, gimnasios, estaciones de lavado de coches… es importante que los profesionales que se encargan de llevar las tareas de mantenimiento estén cualificados y mantengan especial atención en las revisiones de los mismos. Además, las investigaciones al respecto facilitan su erradicación una vez que está en curso la enfermedad. Sin embargo, no está de más responder a las principales preguntas sobre la legionella, de la que se escucha hablar habitualmente cuando llega el verano y los aires acondicionados entran en funcionamiento.

¿Qué es la legionella?

Se trata de una enfermedad bacteriana que puede producir neumonía. La bacteria se denomina legionella y se trata de un microorganismo que se encuentra en el ambiente pero sobre todo en el agua.

¿Cómo se transmite la legionella?

Al vivir especialmente en el agua parasitando amebas, el sistema de abastecimiento de las ciudades es el canal idóneo para que llegue hasta los seres humanos a través de las duchas, ya sea agua fría o caliente, y a otros como los condensadores vaporizados, las torres de refrigeración, las piscinas o las bañeras de hidromasaje (spas y jacuzzis). Desde estos ambientes acuáticos pasa fácilmente al aire y viaja con él hasta los seres humanos. Por ello, las competencias para su prevención y tratamiento dependen directamente de la Dirección General de la Salud Pública del Servicio Canario de la Salud.

niña en la piscina

¿Cuáles son los síntomas de la legionelosis?

La legionelosis es la enfermedad que desarrolla la bacteria. Hay que prestar especial atención puesto que, en principio, se presenta con malestares similares a los que provoca la gripe común. Sin embargo, el periodo de incubación de la bacteria varía entre dos y diez días. Dolores musculares, dolor de cabeza, tos seca, seguidos de fiebre alta, escalofríos y ocasionalmente descomposición de estómago. deberían alertar al que los sufre.

¿Qué medidas es necesario tomar?

Acudir inmediatamente a su Centro de Salud más cercano. Una radiografía del tórax es lo más indicado para detectarla, ya que muestra la posible neumonía.

¿Quién está capacitado para realizar las acciones de prevención de la legionella?

Las personas dedicadas a las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones con riesgo de legionella que posean el carnet correspondiente tras recibir el curso de formación obligatoria. Asimismo, es recomendable que también realicen la formación los gerentes o directores de establecimientos con riesgo ya que que les permitirá tener un conocimiento y criterio claro para ordenar las medidas preventivas necesarias en caso de que se detectara la bacteria.

Hemos de apuntar que, una vez transcurridos cinco años desde que se realizó la formación, es necesario realizar un curso de renovación.

La legionelosis, además, es una enfermedad de declaración obligatoria en España y en Europa, por lo que es vital la actualización de conocimientos sobre legislación vigente en materia de salud pública y salud laboral.

¿Las instalaciones de riesgo de legionella están sometidas a inspección?

Si, están sometidas a inspecciones periódicas de Sanidad. En ellas se comprobará entre otros aspectos que:

  • Las instalaciones de riesgo cumplen el Real Decreto 865/2003.
  • Se realizan las operaciones de mantenimiento, limpieza y desinfección según establece el Real Decreto 865/2003.
  • Las personas que realizan las operaciones de mantenimiento tienen el carnet que los autoriza a realizar tales trabajos, no disponer de dicho carnet puede suponer una infracción grave.

¿Cuáles son las zonas de riesgo de la legionella?

Las instalaciones que con mayor frecuencia se pueden encontrar contaminadas son los equipos de enfriamiento de agua evaporativos, tales como las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos, y los sistemas de distribución de agua caliente sanitaria con circuito de retorno, en todo tipo de edificios públicos y privados, en centros sanitarios, hospitales, polideportivos, centros de mayores y hoteles. De ahí, la importancia de mantenerlas en un correcto estado de limpieza y desinfección.

quirófano

¿La legionelosis tiene cura?

Dado que la neumonía es la manifestación habitual de la legionella, un tratamiento a base de antibióticos desde sus primeros síntomas suele erradicarla por completo. Es importante destacar el diagnóstico precoz.

Así es que la legionela tiene cura pero lo importante es, como en todas las enfermedades, la prevención, el tratamiento y la formación para combatirla. De esta forma, los seres humanos han superado durante siglos innumerables enfermedades; de ahí que en la ficción son estos pequeños seres los que acaban con la amenaza extraterreste. Como se explica en La guerra de los mundos, los alienígenas mueren con solo respirar el aire de la atmósfera terrestre. Sus anticuerpos no llevaban siglos de lucha para inmunizarse contra los seres vivos más pequeños de este planeta: los virus y las bacterias.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete (¡Es gratis! ;))

¿Te ha gustado? ¡Sé sociable y compártelo! ;)
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario