Inglés: un plus en el currículo y un amigo para el cliente


Dependiente en el mostradorAlguien extranjero entra en un establecimiento, o acude a él a través de internet, y pregunta por algo del escaparate, el plato del día, o pide consejo sobre la ropa que se está probando. Si la respuesta en todas estas situaciones es en castellano lo más probable es que la persona se vaya a otra tienda o web en busca de alguien que la atienda, o mejor, que la entienda. Sucede a menudo que las conversaciones intrascendentes son las que más unen; provocar la risa de complicidad, un guiño al lugar de procedencia, un comentario sobre lo que se hará esa noche, acompañado de un consejo sobre alguna comida que debería probar, y ya no se olvida a quién nos lo dio. Todas estas son frases que pueden acercar a las personas a aquello que se ofrece y aprender el inglés, como idioma oficial de los intercambios en la Unión Europea junto al francés, ofrece muchos recursos en una conversación cuya finalidad es entender y satisfacer las necesidades de las personas. Sigue leyendo