Técnicas para hablar en público y conseguir atraer a tu audiencia

¿Hablas para ti o para tu público? Mantener atento a todo un auditorio es fácil cuando se utilizan los recursos adecuados como la oratoria, las imágenes, las asociaciones inconscientes, la empatía y, sobre todo, y lo más importante: ser uno mismo.

La primera vez que ofrecí una presentación me caí por las escaleras cuando me dirigía a la tarima y la segunda no fue mejor; respiré tan hondo antes de comenzar, cuando el micrófono estaba ya conectado, que todo el auditorio rió a carcajadas. ¿Cómo salir de estas situaciones o no permitir que te traumaticen en una sociedad en la que la imagen está sobrevalorada? La respuesta es simple: con naturalidad. También ayudan una multitud de recursos que están al alcance del orador para que todos los que escuchan entiendan y hasta participen con el que, en un principio, está ahí para explicarles en solitario.

público

Sigue leyendo